Gordos con Ipod – La Cena

Situación 1 de Gordos con Ipod:

La Cena:

Tipica conversacion en la mesa…
– Ella: amor quería contarte que en el trabajando me dijeron que…
– El: Espera me llego un whatsapp de Ari (Leemos el mensaje), si me decías amor…
– Ella: En el trabajo me dijeron que cuando (Ruido de Mensaje)
– El: Dame un segundo, Rodri me esta preguntado si quiero grabar algo para Piel de FanBoy, Si amor que me
decías, mientras ella ya tiene cara de mandarme a dormir con mis gadgets al living,
-Ella: Como te decía antes de que “Ariel” y “Rodrigo”…  te manden algo, en el trabajo me dijeron…..
y obvio caen 3 mensajes nuevos y vos estas tratando de ver el teléfono de reojo…. pero todos sabemos que el teléfono esta boca
abajo… y los mensajes siguen cayendo y vos te haces el tonto y le decís si si a tu esposa sin saber de que te esta hablando y empezas a sentir el sudor frió de la desesperación de ver quien te mando 15 mensajes al hilo…. ALGO TE ESTAS Perdiendo!!! y tu sra te sigue hablando…. y que hace un Gordo con iPod?
Tenemos dos opciones
Opción jugada: agarras el teléfono, lo das vuelta y lees los 15 mensajes que tenes pendientes, sabiendo que dormís en el living con el ipad,
Opción recomendada -El: perdón amor tengo que ir al baño, agarras tu teléfono lo pones en el bolsillo del pantalón y te metes a leer todos los mensajes (Probablemente inútiles) que te llegaron
Gordos, me despido esperando leer sus anécdotas de esta semana.
Gordos con iPod


Una respuesta a Gordos con Ipod – La Cena

  1. BoomsyBoom dice:

    Jajaja, eso me pasa seguido pero tal como lo describen me recordó lo que pasó una vez.

    Estábamos comiendo en un restaurante y lo primero que hizo fue empezar a checar sus mensajes de twitter, cuando lo dejó en la mesa pensé que no iba a haber problema.

    Pero cuando me di cuenta de que él ni siquiera podía empezar a comer por estar checando las respuestas fue cuando tuve que advertirle “o dejas tu iPod o te quito el wifi”.

    Su respuesta? “Me estoy poniendo de acuerdo para grabar “Medio Mes”

    Jajaja, se que eso era cierto pero tuve que decirle que lo hiciera terminando de comer. Y confieso que esa ocasión me sentí realmente con el poder de controlar esa adicción ya que yo era quien le estaba compartiendo datos para que se conectara, así que mi advertencia funcionó!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =